Falsos Mitos

Como en casi todos los aspectos y temas de la vida, circulan en boca de muchos/as, algunas creencias y pensamientos que a la larga se han demostrado que eran falsos y erróneos. Hablamos como ya podéis entender de los “falsos mitos o creencias”.

En el deporte y la actividad física tampoco nos “libramos” de ellos. A continuación exponemos algunos de esos falsos mitos, que a más de uno/a le van a sorprender.

1- Sudar adelgaza: SÍ, pero de forma aguda. Es decir, al hacer ejercicio, perdemos peso, pero porque estamos perdiendo líquidos, y por tanto no grasa, que es lo que verdaderamente interesa para adelgazar. De hecho al hidratarnos volvemos a recuperar la cantidad de líquido perdido, y por tanto del peso.

2- Las agujetas y el azúcar: Falso. Las agujetas o dolor muscular tardío (DOMS), son pequeñas deformaciones musculares que se producen cuando una persona realiza una actividad con una intensidad mayor a la que está acostumbrado, o por el contrario realiza una actividad desconocida, en la que emplea nuevos gestos, acciones y músculos. Horas después del ejercicio, se producen pequeñas inflamaciones que hacen que “duela”. El azúcar por otro lado, no tiene propiedades antiinflamatorias, por tanto para este objetivo no nos vale.

3- Cualquier ejercicio es bueno. No siempre. El ejercicio debe ser recomendado de forma general para mejorar nuestro nivel de vida y salud, pero a su vez debe ser tratato individualmente, puesto que cada persona posee una serie de particularidades (enfermedades, genética, forma física, experiencia…) que hacen diferente la prescripción de ejercicio.

4-Abdominales para perder barriga: Falso. Para quitar barriga lo que hay que hacer es ejercicio aeróbico y quemar la grasa. Hacer abdominales sólo y únicamente fortalecerála zona abdominal. El ejercicio aeróbico, es aquel ejercicio de baja-moderada intensidad, (50-60% VO2 max), que se realiza con >30′ de duración aproximadamente 3-4 veces por semana.

5- El dolor es señal de que la actividad física es efectiva: Falso. El dolor posterior a la actividad física sólo demuestra una cosa: que  la actividad no se hizo bien: El ejercicio bien realizado incluye un  calentamiento previo, un esfuerzo progresivo y no ir más allá de la capacidad de cada uno. Las molestias pueden ser aceptables, pero la aparición de dolor siempre nos indica que la intensidad fue excesiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s