¿Son saludables las bebidas light?

A continuación os colgamos un interesantísimo artículo sobre las bebidas azucaradas y bebidas light que todos hemos bebido alguna vez. En la web de entrenamiento.com podéis ver el artículo.

http://www.entrenamiento.com/nutricion/bebida-normal-o-light/

En los últimos años, el consumo de refrescos tipo “light” ha aumentado de manera espectacular, hace no mucho CocaCola desveló que se consume más cantidad de su versión light que de la tradicional. Y es que, empeñados en leer la etiqueta de valores nutricionales, podemos ver cómo no tienen ni una sola caloría. En consecuencia, han ido sustituyendo a los refrescos azucarados e incluso se han llegado a incluir en gran cantidad de dietas. ¿Realmente son tan beneficiosas esas bebidas “light”?

Hace unos días, en una discusión entre los miembros de Entrenamiento.com, nuestro compañero Jairo planteó un tema realmente interesante: ¿Por qué no realizar una comparación entre las bebidas azucaradas y las bebidas tipo light? La gente le atribuyen una serie de beneficios a las bebidas light sobre las azucaradas que es muy posible que no tengan.

¿Qué son las bebidas light?

Las bebidas light, también denominada a veces como “dietéticas”, son bebidas que contienen edulcorantes artificiales con un contenido de calorías muy bajo.

bebidas light

Riesgo de obesidad por bebidas light y azucaradas

El equipo de Fowler buscó datos de los últimos 7-8 años de estudios realizados con pacientes mejicanos y ameriacanos blancos no-hispanos, un total de 1.550 individuos de 25 a 64 años. De los 622 individuos con peso normal que realizaron el estudio, un tercio termino con sobrepeso u obesidad.

En dicho estudio se medía el factor de riesgo de los individuos de padecer sobrepeso u obesidad en base a la cantidad de refrescos azucarados o refrescos light que tomaban. Los resultados hablan por si solos:
Para aquellos que tomaban 1/2 lata diaria de refresco azucarado, el riesgo era del 26%.
Para aquellos que tomaban 1/2 lata diaria de refresco light, el riesgo era del 36,5%.
Para aquellos que tomaban 1/2 – 1 lata diaria de refresco azucarado, el riesgo era del 30,4%.
Para aquellos que tomaban 1/2 – 1 diaria de refresco light, el riesgo era del 37,5%.
Para aquellos que tomaban 1 – 2 latas diarias de refresco azucarado, el riesgo era del 32,8%.
Para aquellos que tomaban 1 – 2 latas diarias de refresco light, el riesgo era del 54,5%%.
Para aquellos que tomaban más de 2 latas diarias de refresco azucarado, el riesgo era del 47,2%.
Para aquellos que tomaban más de 2 latas diaria de refresco light, el riesgo era del 57,1%.

¿Quiere decir este estudio que el consumo de bebidas light aumenta el riesgo de padecer sobrepeso? No tiene porqué. La doctora Fowler se apresuró en explicar el porqué:

Parte de esta explicación puede ser que aquellas personas que se ven con indicios de sobrepeso parecen tener la tendencia a cambiar los refrescos normales por refrescos light. Pero a pesar de este cambio, su peso puede seguir aumentando por otras razones. Por lo que las bebidas light fueron utilizadas como marcador de sobrepeso y obesidad.

La nutricionista experta Leslie Bonci explica que las personas muchas veces confunden las bebidas light con bebidas para dietas.

Mucha gente dice: “Bebo un refresco light porque es mejor para mi y no es el origen de los problemas de obesidad”, y, sin embargo, no puedes ir a un restaurante de comida rápida y decir: “No pasa nada porque tomé una bebida light”. Si no haces nada más que cambiar los refrescos azucarados por refrescos light, no vas a perder peso.

Pero, ¿cómo es posible que sustituyendo una bebida por otra con menos calorías pueda no ayudar a perder peso? Lo que en principio puede parecer algo absurdo, no lo es, puesto que la mayoría de las veces obviamos muchos datos de vital importancia. La doctora Fowler destaca varios estudios en los cuales las adulcorantes artificiales producían un consumo de calorías mayor que el azúcar. Uno de dichos estudios demostró que las ratas alimentadas con dichos edulcorantes (aun cuando no tenían calorías) ganaban más peso y comían más que las ratas alimentadas con azúcar.

Realmente pensamos que podemos engañar completamente a nuestro cuerpo, cuando en realidad no es así. Si le ofreces a tu cuerpo algo que sabe igual que muchas calorías pero, sin embargo, no tiene calorías, va a estar alertado y va a buscar la llegada de las calorías prometidas. Incluso es posible que reaccione exigiendo más calorías.

A partir de esa conclusión, algunos estudios han sugerido que los refrescos light estimulan el apetito.

¿Engañan las bebidas light a nuestro cerebro?

Las bebidas light no sirven para hacer decrecer el apetito, no sirven para engañar a nuestro cuerpo diciéndole que ya ha tomado calorías. Sin embargo, ¿y si en vez de engañar a nuestro cuerpo, está interfiriendo con algún proceso importante?

Nuestro cuerpo asimila naturalmente el sabor dulce con la ingesta de calorías. Las últimas investigaciones apuntan a que el tomar bebidas light con edulcorantes artificiales alteran la habilidad natural de nuestro cuerpo de contar calorías en base a lo dulce que es un alimento. Esto es debido en parte a que los edulcorantes son mucho más potentes que el azúcar, produciendo una sobre-estimulación de los receptores de azúcar, limitando así la tolerancia a otros sabores más complejos tanto en alimentos azucarados (como la fruta), como en no azucarados (como las verduras).

Es decir, tu cuerpo mide la cantidad de calorías ingeridas según lo dulce que es el alimento. Si algo hace que todos los alimentos produzcan una respuesta menor, nuestro cuerpo automáticamente asimilará que debe tomar más. Es el mismo planteamiento y conclusión que se llegó en el estudio con ratas antes citado.

Es más, las publicaciones de Harvard sobre salud citan un estudio realizado en San Antonio, en el cual los participantes que tomaron 21 latas semanales de refrescos light (3 por día) tuvieron el doble riesgo de padecer sobrepeso y obesidad respecto a aquellos que no tomaron ninguna. Parece ser que la idea de que las bebidas light realmente pueden producir un aumento del apetito, no son para nada descabelladas.

Riesgo de diabetes por bebidas light y azucaradas

Existe enorme cantidad de estudios que demuestran que las bebidas azucaradas aumentan el riesgo de sufrir diabetes tipo II. Sin embargo, que las bebidas light produzcan, o no, un incremento semejante es menos conocido. Es más, la mayoría de las personas creen que el impacto que tienen las bebidas light en el riesgo de desarrollo de diabetes tipo II o en el incremento de peso es nulo.

Los refrescos light aumentan el riesgo de padecer diabetes tipo II. El equipo de investigadores francés E3N monitorizó a 66.118 mujeres francesas durante 14 años. Los resultados fueron:
Aquellas mujeres que tomaron refrescos light (2,8 vasos por semana), ingirieron mayor cantidad que aquellas que tomaron refrescos azucarados (1,6 vasos por semana).
Aun cuando es consumida la misma cantidad de refresco, el riesgo de padecer diabetes es mayor para aquellas que tomaron refrescos light.
El riesgo fue un 15% mayor con el consumo de medio litro semanal y un 59% mayor con el consumo de litro y medio semanal.
En otro estudio realizado por el equipo para saber si dicho riesgo esta tan solo relacionado con el consumo de refrescos o con la ingesta de azúcar, estudiaron el efecto en el organismo humano de zumos 100% naturales extraídos de fruta. En dicho estudio no se encontró ninguna asociación con el riesgo de diabetes.

¿Por qué los refrescos azucarados y light aumentan el riesgo de diabetes?
Los azúcares contenidos en los refrescos azucarados producen picos de insulina. Los picos de insulina repetidos de este tipo pueden resultar en una resistencia insulínica superior.
En el caso de los refrescos light, se puede explicar por el aspartamo (el principal edulcorante artificial). El aspartamo produce un incremento en la glicemia (azúcar en sangre)

azucar en bebidas

Conclusiones

La nutrición no es solo cuestión de calorías. Desde Entrenamiento.com siempre recomendamos seguir una vida y dieta sana y equilibrada, donde el trabajo físico y el deporte sean parte fundamental de nuestra vida puesto que es una inversión en nuestra salud. No recomendamos el abuso de bebidas azucaradas o light.

Fuentes

Fowler, S.P. 65th Annual Scientific Sessions, American Diabetes Association, San Diego, June 10-14, 2005; Abstract 1058-P. Sharon P. Fowler, MPH, University of Texas Health Science Center School of Medicine, San Antonio. Leslie Bonci, MPH, RD, director, sports nutrition, University of Pittsburgh Medical Center. WebMD News: “Artificial Sweeteners May Damage Diet Efforts.” Davidson, T.L. International Journal of Obesity, July 2004; vol 28: pp 933-955.

Harvard Health Publications. Harvard Medical School.

Guy Fagherazzi, PhD; Alice Vilier, MSc; Daniela Saes Sartorelli, PhD; Martin Lajous, ScD; Beverley Balkau, PhD; Françoise Clavel-Chapelon, PhD. “Consumption of artificially and sugar-sweetened beverages and incident type 2 diabetes in the Etude Epidémiologique auprès des femmes de la Mutuelle Générale de l’Education Nationale–European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition cohort” Am J Clin Nutr March 2013 vol. 97 no. 3 517-523

Leer más: http://www.entrenamiento.com/nutricion/bebida-normal-o-light/#ixzz2S3tYCXSo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s